Biografías

Amalia Sotomayor Pérez

De ébano su piel, de oro su corazón. Así sencillamente pudiera definirse en síntesis, a una de las mujeres más sacrificadas y nobles que ha tenido nuestro cristianismo practicante.  Nació el diez de julio de mil novecientos treinta y nueve en Vertientes, el segundo municipio en extensión territorial de la perla de las Antillas, en las llanuras interminables del indómito Camagüey. Fue el tercer fruto del matrimonio compuesto por Miguel Sotomayor y Julia Pérez.   (Leer biografía completa).

Ana Rosa García.

En la ciudad de San Luis del Cuabal de Madruga, provincia de La Habana, Cuba, Ana Rosa García percibió la luz el siete de junio de mil novecientos treinta y seis.  Evocar su memoria es recordar sesenta y cuatro años de militancia activa en las filas del ejército de Jesucristo a quien consagró plenamente su vida.        (Leer biografía completa)

Marta Candelaria Toledano Díaz.

Marta Candelaria Toledano Díaz, nació el seis de junio de mil novecientos cuarenta en Guantánamo, ciudad del extremo oriental de la Cuba republicana. En esta región predomina el relieve con elevaciones y una heterogénea población descendiente de un alto número de inmigrantes; propiciando que la arquitectura y cultura sean diferentes de las del resto del País. Sus padres se nombraron Mario Toledano y Leonor Díaz.   (Leer Biografía Completa).

Eufemia Guarín Bernal

En una tierra ubicada en la porción centro-sur de Cuba, ocupando el delta fluvial del río Zaza, clima de llanuras y alturas con humedecimiento estacional, radica una población fundada en mil ochocientos cuarenta que se conoció a partir de entonces como Tunas de Zaza, en la actual provincia de Santi Spíritus. En ese entorno, y justo noventa y seis años después de fundado el pueblo, el veinte de marzo de mil novecientos treinta y cuatro, vio la luz una niña a la que nombraron sus padres, Eufemia Guarín Bernal. (Leer Biografía Completa)

Graciela D. Barrera Figueroa

Cuando columbramos su figura de cabellos plateados, andar pausado, noble rostro, sonrisa constante en el presente, no podemos traspalar a la imaginación el cúmulo de acontecimientos vividos por esta excepcional mujer que como regalo del Arquitecto del universo aun permanece entre nosotros.  (Leer Biografía Completa)

Laudoína Pérez Pérez

Ella, la que Dios llamó desde niña quemando los puentes del camino de regreso a casa y que ha vivido hasta la senectud en su reino. (Leer Biografía Completa)

 

Ofelia Esther Chaviano Díaz.

Escribir de ella es iniciar la prosa con un número largo, extenso, mayúsculo, pues setenta y siete son los años que acumula desde que fue bautizada por el fundador de nuestra organización en aquellos lejanos días del siglo pasado.  (Leer Biografía Completa).

Lidia E. Cabrera Hernández.

Cascajal, ígnea tierra con suaves ondulaciones, arenoso suelo y sabanas extensas, fue el sitio donde el dieciocho de diciembre de mil novecientos cuarenta y tres nació una niña que llamaron Lidia Esperanza Cabrera Hernández. Sus padres respondían a los nombres de Eleovaldo Cabrera González y Luisa Hernández Amat, misioneros ordenados de la iglesia que la vio nacer y en la que permanece todavía rebasando la séptima década de vida.  (Leer Biografía Completa)

Saturnina Jaén Velázquez.

En Flor Amarilla, Canajagua, pintoresco cerro con ochocientos treinta metros sobre el nivel del mar, que lo convierte en el pico más elevado de la cordillera oriental de Azuero, ubicada en la Provincia de Los Santos, República de Panamá, nació el veintiuno de marzo de mil novecientos treinta y tres una niña que nombraron Saturnina Jaén Velázquez.  (Leer Biografía Completa)

Compartelo si te gusta y crees que edificas a otros

Deja un comentario

"Manatial de luz, un arcoiris de esperanza "