LECCIÓN #26

LECCION #26

EPÍTOLA A LOS HEBREOS

 VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

“Porque tal pontífice nos convenía: santo, inocente, limpio, apartado de los pecadores, y hecho más sublime que los cielos”. Hebreos 7:26.

OBJETIVO

Comprender que así como las estrellas se desvanecen de la vista bajo la mayor gloria del sol, así los tipos y las sombras del judaísmo se eclipsan y desvanecen en la insignificancia ante la más excelsa gloria de la Persona y obra del Señor Jesús.

VERDAD CENTRAL

El mensaje de esta carta apostólica es tan oportuno hoy como lo fue en el primer siglo de la iglesia. Tenemos necesidad de recordar constantemente los eternos privilegios y bendiciones que podemos alcanzar en Cristo.

  • AUTOR. Sin designar.
  • TEMA. El Pacto Mejor
  • FECHA. Año 67-69 d.C.

BOSQUEJO

CRISTO Y LA FE CRISTIANA SON SU­PERIORES AL JUDAÍSMO

  1. Hebreos 1:1-3. Cristo superior a los profetas.
  2. Hebreos 1:4 – 2:18. Cristo superior a los ángeles.
  3. Hebreos 3:1-6. Cristo superior a Moisés.
  4. Hebreos 3:7-19. Exhortación: El peligro de la incredulidad.
  5. Hebreos 4:1-13. Cristo superior a Josué.
  6. Hebreos 4:14 – 6:20. Cristo el gran Sumo Sacerdote.

 El autor de Hebreos no se identifica en su título original ni en el libro, sin embargo era bien conocido de los lectores (Hebreos 13:18-24). Aunque la Reina-Valera 1909 le asigna la paternidad literaria a Pablo, la realidad es que, por alguna razón, la identidad del autor se perdió hacia el fin del siglo I.

En la actualidad, muchos eruditos conservadores creen que es improbable que Pablo sea su autor, ya que el pulido estilo alejandrino de escribir, el apoyo de la Septuaginta (traducción griega del AT), la manera de introducir las citas del AT, el método de argumentación y enseñanza, la estructura de los argumentos y la exclusión de identificación personal son todas características muy distintas a las de Pablo.

Además, mientras Pablo apela siempre a su revelación directa de Cristo (Gálatas 1:11,12), este escritor se coloca entre los creyentes de segunda generación a quienes les confirmaron el Evangelio testigos oculares del ministerio de Jesús (Hebreos 2:3). Entre los hombres mencionados en el NT, la descripción que Lucas hace de Apolos en Hechos 18:24-28, corresponde mejor al carácter del autor de Hebreos.

Cualquiera que sea el autor de Hebreos, lo cierto es que escribió con la plenitud apostólica del Espíritu y con el conocimiento, la revelación y la autoridad de apóstol.

La falta de referencias en Hebreos a la destrucción del templo de Jerusalén y del culto levítico sugiere que el autor escribió antes de 70 d.C.

PROPÓSITO.

Hebreos se escribió principalmente para los creyentes judíos que estaban padeciendo persecución y desaliento. El escritor procura fortalecer su fe en Cristo al explicar con cuidado la superioridad y finalidad de la revelación y la redención de Dios en Jesucristo. Demuestra la transitoriedad de las provisiones de redención bajo el antiguo pacto por la venida de Cristo y el establecimiento del nuevo pacto mediante su muerte expiatoria. El escritor estimula a sus lectores

  1. A mantenerse en su confesión de Cristo hasta el fin
  2. A avanzar hacia la madurez espiritual y
  3. A no volver a la condenación al abandonar la fe en Cristo.

 

VISIÓN PANORÁMICA.

Hebreos parece más bien un sermón que una epístola. El autor describe su trabajo como “palabras de exhortación” (13:22). Tiene tres divisiones principales:

  1. En la primera, Jesús, el poderoso Hijo de Dios, se declara como la plena revelación de Dios a la humanidad, superior a los profetas, los ángeles, a Moisés y Josué. Hay una solemne advertencia en esta división sobre las consecuencias de apartarse espiritualmente de la fe o endurecer el corazón en incredulidad.
  2. La segunda división presenta a Jesucristo como el sumo sacerdote cuya capacidad (4:14 – 5:10;   6:19 – 7:25), carácter (7:26-28) y ministerio (8:1 – 10:18) son perfectos y eternos. También se advierte contra la permanencia en la inmadurez espiritual o incluso “apartarse” después de llegar a ser participantes de Cristo (5:11 – 6:12).
  3. La división final (10:19 – 13:17) exhorta con fuerza a los creyentes a perseverar en la salvación, la fe, el sufrimiento y la santidad.

CARACTERÍSTICAS ESPECIALES.

Son ocho las características principales de esta epístola.

  1. Su forma es singular entre las epístolas del NT: “comienza como un tratado, sigue como un sermón y concluye como una epístola”.
  2. Es el libro más pulido del NT, ya que se acerca al estilo del griego clásico más que ningún otro escritor del NT (salvo quizá Lucas en Lucas 1:1-4).
  3. Es el único escrito del NT que desarrolla el concepto de Cristo como sumo sacerdote.
  4. Tiene rica diversidad cristológica pues da más de 20 nombres y títulos de Cristo.
  5. Su palabra clave es “mejor” (trece veces). Jesús es superior a los ángeles y a todos los líderes del AT. Él ofrece el descanso, el pacto, la esperanza, el sacerdocio, la expiación por el sacrificio y la sangre y las promesas mejores.
  6. Contiene el principal capítulo de la Biblia sobre la fe (11).
  7.  Está saturado de referencias y alusiones al AT, lo cual da buena información sobre la interpretación de los primeros creyentes en Cristo de la historia y de la adoración en el AT, en particular de la tipología.
  8. Advierte acerca de los peligros de la apostasía espiritual más que cualquier otro pasaje del NT.

 

ALGUNOS DETALLES RELEVANTES

 

Hebreos 1:1,2. NOS HA HABLADO POR EL HIJO.

Estos versículos establecen un tema muy importante de esta carta: en el pasado Dios empleó a los profetas como su principal instrumento de revelación, pero ahora se ha revelado por medio de su Hijo Jesucristo, que es supremo sobre todas las cosas. La Palabra de Dios por medio de su Hijo es terminante; cumple y trasciende todas las palabras previas de Dios. No hay nadie en absoluto, ni los profetas  (v. 1) ni los ángeles (v. 4), que tenga mayor autoridad que Cristo. Él es el único camino a la salvación eterna y el único mediador entre Dios y los hombres. El autor de esta carta confirma la supremacía de Cristo al enumerar siete grandes revelaciones acerca de Cristo (vv. 2,3).

Hebreos 1:9. HAS AMADO LA JUSTICIA, Y ABORRECIDO LA MAL­DAD.

No basta que los hijos de Dios amen la justicia; deben además odiar el mal. Eso es evidente en la devoción de Cristo a la justicia (Isaías 11:5) y su odio a la maldad durante su vida y ministerio (Juan 3:19;   Juan 2:14-16).

1)     La fidelidad de Cristo a su Padre mientras estaba en la tierra, la cual demostró con su amor a la justicia y su odio a la maldad, es el fundamento de la unción de Dios a su Hijo. De la misma manera, la unción de los creyentes se producirá sólo a medida que se identifiquen con la actitud de su Maestro hacia la justicia y el mal (Salmos 45:7).

2)     Aumentará en ellos el amor a la justicia y el odio al mal de dos maneras:

a)     Al crecer en el amor sincero y en la compasión por aquellos cuya vida destruye el pecado, y

b)     Al tener una unidad cada vez mayor con su Dios y Salvador, que amó la justicia y odió la maldad (Salmos 94:16;   97:10;   Proverbios 8:13;    Amos 5:15;    Romanos 12:9;    1Juan 2:15;   Apocalipsis 2:6).

 

 

PREGUNTAS PARA REPASO

  1. ¿En qué tiempo, aproximadamente, se puede haber escrito esta epístola?
  2. ¿Cuál otro libro desarrolla el concepto de Cristo como sumo sacerdote?
  3. Aproximadamente, ¿cuántos nombres y títulos de Cristo hay en este libro?
  4. ¿Cuántas veces se encuentra la palabra “mejor” en esta epístola?
  5. ¿Cuál es el capítulo más conocido de esta epístola?
  6. ¿Qué se conoce como “la Septuaginta”?
  7. ¿Dónde, en el AT, se encuentra esta frase: “Mi hijo eres tú, hoy yo te he engendrado”?
  8. Complete el versículo: “Has amado la justicia, y aborrecido la maldad; ________________.
  9. Según el capítulo 1, ¿qué son los ángeles?
  10. ¿Cuál pasaje del Salmo 8 se transcribió en el capítulo 2?
  11. ¿De quién se dice que “fue fiel sobre toda su casa”?
  12. ¿Qué usted sabe acerca de Melquisedec?
Compartelo si te gusta y crees que edificas a otros

"Manatial de luz, un arcoiris de esperanza "